.

.

16 nov. 2015

HASSELBLAD 500C -1957


En 1957 Hasselblad lanzó al mercado la 500C, primer modelo de la Serie V. Este sistema de un solo lente solucionó el problema que había con las cámaras de dos lentes TLR que al usar un lente para hacer la fotografía y otro para ver la imagen tenían un error de paralelaje.
La 500C, clásico ícono de la fotografía, es una cámara mecánica, modular, de formato medio, que tiene esta denominación por usar el obturador Compur de la marca Deckel este es un obturador central de láminas que esta situado en la lente y ofrece una velocidad máxima de 1/500 con sincronización de flash a cualquier velocidad, característica que hacía a la cámara ideal para trabajos en estudio.
El formato de la cámara es el cuadrado de 6×6 centímetros. El control de velocidad y el diafragma está en la lente y se mueven juntos siguiendo la ley de reciprocidad.  Para cambiar la relación diafragma-velocidad hay que presionar la palanca inferior derecha de la lente, liberando el anillo de velocidades. En la lente también está el control de la profundidad de campo, indicado por dos flechas rojas que se mueven sincronizadas con los diafragmas.
Para poder dispara es necesario retirar la lámina de metal de protección (dark slide) que permite intercambiar el respaldo para utilizar películas de color, transparencia, blanco y negro o película instantánea en cualquier momento. No se puede quitar el respaldo si la lámina no está otra vez en su lugar, esto es para evitar velar la película, así que hay que tener cuidado con no perderlo.
Para poder cambiar de lentes es necesario cargar la cámara, tampoco se puede ver la imagen por el visor sin cargarla.
Otro dato importante es no olvidar pasar la película debajo de la lengüeta que la tensa al momento de colocarla.
Esta mítica y deseada cámara goza de una gran reputación debido a la calidad de sus lentes que las convirtió en las mejores cámaras de formato medio en el mundo.

Las fotos se hicieron en el Cementerio Presbítero Matías Maestro el 1 de Noviembre de 2015. Con esta entrada retomo el blog que tenía abandonado, no por cuestión de olvido, fue más bien una pausa necesaria dedicada a la lectura de ensayos y libros sobre fotografía que me servirán de mucha ayuda para el desarrollo de un nuevo proyecto fotográfico personal.

Cámara: HASSELBLAD 500C
Lente:  Hasselblad 80mm F2.8 Zeiss Planar
Film: FUJIFILM NEOPAN ACROS 100,  120 Professional Black & White
Revelador: D-76
Tiempo de Revelado: 13 min- 21°C

Fijador y Tiempo: ILFORD- 9 min
Los negativos se escanearon con un Epson Perfection 4490 Photo, a una resolución baja 



"Hubo épocas peores y épocas mejores. Lo veo en la fotografía, hay épocas más lúcidas y otras en las que apenas hacía fotos. Pero hay dolores mucho más grandes. El dolor de la ausencia es insondable. Pero la muerte es cotidiana, es algo natural, está en el camino." - Alberto García-Alix








































HASSELBLAD 500C


Hasselblad 500C





Hasselblad 500C y 503CW





 
 Respaldo para 120 y Polaroid






21 mar. 2015

Yashica 635 - 1958

La Yashica-635 fue fabricada por Yashica Co. Ltd. en el año 1958 (antes Yashima Optical Industries) y producida hasta 1978. Es una TLR diseñada para usar dos formatos de película, 120 (6x6) y 35mm (24x36mm), para esta última, la cámara viene equipada con un kit adaptador. El cuerpo de la cámara es de una sola pieza de fundición en aleación de aluminio, salió al mercado como la mejora de la Yashica-D con la capacidad adicional de usar película de 35 mm como alternativa a la de 120.

La cámara tiene un objetivo Yashinon f=80mm 1:3,5, enfoque de 1 m al infinito Obturador: Copal MXV (1 a 1/500 y B).  La velocidad de obturación y el diafragma se seleccionan mediante unas perillas situadas a ambos lados de la placa frontal y se visualizan los valores en la ventana que aparece sobre la lente de encuadre. Esta lente de encuadre es un Yashinon 80mm 1;2,8. 
Se recomienda ajustar la velocidad antes de cargar el obturador. Visor a nivel de cintura con una lupa pop-up y pantalla esmerilada tipo Fresnel con líneas de cuadrícula. Sincronizacion  del flash: Sincronizacion PC en M y X posible en cualquier velocidad. Zapata de accesorios sobre el costado izquierdo. La cámara cuenta con un temporizador.

En mi opinión las TLRs de Yashica son muy buenas cámaras, de excelente calidad, y la 635 al igual que la Yashica A y la Yashica MAT LM no me ha decepcionado, hasta me atrevería a decir que tienen poco que envidiar a otras marcas que se venden a precios más elevados. La calidad que ofrecen las Yashicas de formato medio que he probado hasta la fecha, me permiten seguir confiando en ellas. En esta ocasión no usé el kit de conversión para utilizar película de 35mm, queda pendiente para otra oportunidad.

La película usada fue la T-MAX 400, hermosa película en blanco y negro, de gran calidad y nitidez. Aun me quedan algunos rollos que conservo refrigerados y sólo utilizo en ocasiones especiales y con los que más quiero. 


Cámara: YASHICA 635
Lente: Yashinon de 80mm f/3.5 
Film: KODAK PROFESSIONAL T-MAX 400 
Revelador : D-76 Dilución: 1-1 Temperatura: 20°C Tiempo: 15 1/2 minutos 
Los negativos se escanearon con un Epson Perfection 4490 Photo, a una resolución baja.




"La estética de hacer ver más que de hacer sentir es la opción elegida por el fotógrafo.



  Yashica 635
     



Yashica 635
     



Yashica 635
     



Yashica 635







YASHICA 635



YASHICA 635
     




Untitled
                                           Vista lateral derecha.




Untitled
                                           Vista lateral izquierda.




Untitled





YASHICA 635
     Kit de conversión para usar película de 35mm




YASHICA 635
     Libro del mes: POÉTICA FOTOGRÁFICA de LLORENÇ RAICH MUÑOZ, gracias a Librería Inestable. 




"Una toma fotográfica objetiva no tiene mayor complicación que mantener los ajustes  técnicos adecuados a esa intención: cámara a nivel, encuadre horizontal, ópticas de focal normal, definición, profundidad de campo, correspondencia tonal con los valores lumínicos… Lo que resulta más complejo es elegir un motivo: persona, objeto o paisaje, con la intención de resaltar sus cualidades propias sin que se asocien metáforas visuales o relaciones simbólicas, en otro sentido, connotaciones...  Hay que anotar que todo motivo elegido no está exento de ser interpretado desde los nexos culturales que de él se puedan derivar.  La minuciosa y detallada toma realista es, en ese sentido, la que puede marcar una distancia asociativa. La estética de hacer ver más que de hacer sentir es la opción elegida por el fotógrafo."  - Llorenç Raich Muñoz, Poética Fotográfica.


8 feb. 2015

Yashica FX-3 SUPER 2000 (1986)


La Yashica FX-3 SUPER 2000 salió a la venta en 1986, fabricada por Kyocera, (que adquirió a Yashica Camera Company Ltda. en 1983), apareció en los mercados como reemplazo de la FX-3 Super, y su diferencia principal fue el incremento en la velocidad  de obturación que subía de 1/1000 a 1/2000 y el aumento del ISO de 25- 3200 en lugar de 12-1600.

La FX-3 Super 2000, es una SLR de 35mm, mecánica, manual, de chasis metálico pero liviana (450 gramos) y cubierta de símil cuero. El objetivo de serie es una lente Yashica 50mm 1:1.9 y la cámara (según el manual) podía usarse con las lentes y objetivos Carl Zeiss T, mediante el uso de un adaptador. El obturador  es de plano focal metálico y deslizamiento vertical, las velocidades de obturación van desde  1 seg. hasta 1/2000 seg más B. La medición de la exposición: lectura TTL y célula SPD; indicadores LED; rango de lectura: 2 – 18 EV; Rango de sensibilidad: 25 – 3.200 ISO.  La pantalla de enfoque es microprisma de imagen partida, se gira hasta que ambas imagenes esten alineadas.  Cuenta con un visor  ocular pentaprisma; 92% de ángulo de visión y ampliación de 0.91 X (con objetivo de 50 mm). El fotómetro indica mediante tres LED ubicados a la derecha del visor la exposición correcta, sobre y subexposición. Para activarlo  hay que presionar hasta la mitad el disparador, y se encenderán los tres leds:  un (+) en rojo, un punto de color verde y un (-) en rojo. La fuente de energía para el fotómetro son dos pilas LR44 o SR44 (de óxido de plata de 1.55 V).  

El avance de la película es manual mediante una palanca y el rebobinado de una manivela.  La cámara lleva un contador de exposiciones mecánico con puesta a cero automática. Cuenta con un auto disparador y la zapata para el flash. 

Las fotos que se muestran se hicieron en el balneario de Ancón, en la zona del muelle de pescadores. No se utilizó el fotómetro, sólo la Regla del Sol f/16.

La Yashica FX-3 Super 2000 es una cámara ideal para los que se inician en la fotografía analógica, porque es manual, mecánica, fácil de manejar, liviana pero resistente por su chasis metálico, de buena calidad óptica que se puede conseguir a bajo precio en el mercado de cámaras usadas.  Hay que tener cuidado con la cubierta exterior que suele despegarse por el paso del tiempo, lo mejor es repararla inmediatamente o en el peor de los casos, reemplazarla por otra, por suerte mi cámara mantiene el símil cuero original en perfectas condiciones. La adquirí con su estuche original gracias a Fotografía Analógica hoy.

Cámara: Yashica FX-3 SUPER 2000
Lente usado:  Yashica Lens ML 50mm 1:1.9 
Film:  KODAK PROFESSIONAL TRI-X 400
ReveladorD-76
Tiempo: 8'45''
Temperatura: 24°C
Los negativos se escanearon con un Epson Perfection 4490 Photo, a una resolución baja.


Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Yashica FX-3 Super 2000





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





Untitled





YASHICA FX-3 SUPER 2000


Untitled





Untitled





Untitled




"La fotografía es perseverar. Se persevera por amor y por ilusión. Lo que me fastidia es haber aprendido mal. Hoy en día toda la gente tiene un montón de referencias, un montón de libros. Yo, en aquella época, no me podía haber comprado, por ejemplo, un libro de fotografías de Robert Frank. A Frank lo conocí muy tarde. Para mí la fotografía era un cazador con la escopeta y dos leones en blanco y negro..." - Alberto García-Alix